Si tienes un perro es posible que, en alguna ocasión, te hayas visto en la situación de que se escape. Los animales, a menudo, lo hacen como un juego, son curiosos y quieren saber lo que hay, no solo olerlo desde donde están.

El problema es que, a menudo, las escapadas van siendo mayores y puedes preguntarte los motivos por los que, tu mascota, hace eso. ¿Quieres saberlos? Nosotros te los explicamos.

Motivos por los que un perro se escapa

Entre los motivos que hay están:
  • Genética. Debes tener en cuenta que los perros provienen de los lobos y, estos, a menudo, se solían ausentar de la manada porque tenían ganas de explorar el territorio, por motivos sexuales o para cazar. Si bien puede no ser el caso de tu perro, el escaparse para él es algo que no pueden evitar, como si les llamaran.
  • Mala integración. Cuando el perro es aún un cachorro, en ocasiones se le educa mal. Cuando está de una casa a otra, o le obligan a abandonar el territorio que piensa es suyo, hace que la casa la vez como algo que no le pertenece, donde no tiene un lugar. No se siente integrado y es por eso que, cada cierto tiempo, se escapa para buscar algún lugar donde se encuentre mejor.
  • Raza. ¿Sabías que hay razas que tienden a escaparse más que otras? Pues sí, hablamos de perros como el Husky Siberiano, Alaskan Malamute, etc. Estos perros, junto con otras razas, como el Teckel o el Pinscher, van a traeros problemas.
  • La llegada de un bebé. Finalmente otro motivo para escaparse es un bebé. O, en general, cualquier cosa que le quite el protagonismo al perro. Se sentirá desplazado, de ahí que quiera irse de casa.