¿Te has planteado alguna vez si deberías echarle crema para el sol a tu perro? ¿Cuando te echas tú siempre miras a tu perro y te quedas pensando su ellos no deberían tener algo parecido para evitar que se queme el pelo o que, ojalá que no, lo proteja contra el cáncer de piel?

Hoy vamos a hablarte de este tipo de duda que surge en muchas personas: ¿se le puede echar crema para el sol a un perro?

Lo primero que debemos decir es que, si el animal tiene pelaje abundante, eso ya es más que suficiente contra los rayos ultravioleta del sol y se protegen ellos mismos, además de que también buscan los lugares en sombra, no se ponen al sol como nos pasa a las personas.

Sin embargo, aquí debemos comentar algo al respecto. Y es que cuando el pelaje es muy corto o bien no tiene pigmentación en la piel, entonces hay más riesgo de perder el pelo, quemarlo, tener alergias o incluso enfermedades en la piel. En este sentido, los perros con pelaje corto (o sin él), con el pelo claro y la piel muy clara pueden tener problemas con el sol.

Según los expertos, en estos casos podemos hablar de lesiones en la piel por el sol. ¿Y cuáles serían esas razas? Pues Dálmatas, Beagles, Boxer, Pitbull, Bull Terrier, Dogo Argentino, etc. Hay muchas más razas de perros pero aquí tienes algunos ejemplos para que te hagas una idea de los que pueden estar más en peligro.

En estos casos sí que es importante aplicar una crema solar (en el mercado puedes encontrar cremas solares para perros o, si no, puedes aplicarle la crema solar que tú usas). Eso sí, es imprescindible que tengas en cuenta las zonas más sensibles como son las axilas, barriga, orejas, zonas de poco pelo, hocico y otras zonas con problemas dermatológicos.

¿Qué tipo de producto contra el sol usar?

Como te hemos comentado antes, podrías usar la crema que utilizas habitualmente para ti, siempre que sea resistente al agua, con un factor de protección solar de al menos 15, y sin fragancia ni colorantes.

Ahora bien, los animales se lamen por lo que pueden comerse esa crema y, si lleva sustancias tóxicas para nuestra mascota, lo estaremos envenenando nosotros mismos (por ejemplo, con cremas solares que llevan óxido de zinc). En este caso es mejor utilizar productos más destinados a bebés o hipoalergénicos (siempre cerciorándote de que no lleven nada que pueda atacar a tu mascota).

Por lo demás, nuestras recomendaciones son siempre las mismas: que no salgas en las horas de más calor, que procures hidratar a tu mascota y que no lo peles en verano, aunque pienses que así estará más fresquito. Es mejor refrescarlo tú a diario que privarle de ese pelaje que le ayuda a que el sol no dañe su piel.

De esta manera estarás evitando problemas de salud más graves y, con ello, cuidando de su salud incluso en verano. ¿Te habías planteado alguna vez echarle crema a tu mascota? ¿Lo has hecho? Cuéntanos tu experiencia.