Muchos dueños de mascotas, al margen de utilizar piensos o comidas enlatadas para sus animales, también dedican algo de tiempo a hacer comida saludable en casa. Para ellos es una forma de darle un alimentación nutritiva y para los animales es la posibilidad de tener algo diferente como comida que, en ocasiones, está más apetitoso que el pienso o la comida húmeda.

Por eso hoy vamos a daros algunas recetas para gatos, un animal que está en muchas casas y que puedes utilizar como refuerzo positivo si tienes un gato pequeño o intentas adiestrarlo para que no se meta en líos. ¿Quieres intentar estas recetas?

Has de saber que la dieta de un gato se caracteriza por ser variada para, con ello, evitar el sobrepeso. Hay alimentos que no son adecuados para los gatos (como la leche (en ocasiones la leche sin lactosa puede tolerarse)), ajos, cebollas, embutidos, chocolate, huevos crudos, dulces, café, etc. y todo esto ha de desaparecer de las recetas que plantees hacer.

En realidad, estas recetas son muy fáciles de hacer y no te van a mantener en la cocina mucho tiempo. ¿Quieres saber cuáles?

Sardinas o atún hervido

La primera receta que te presentamos es muy sencilla. Lo único que tienes que hacer es comprar en tu tienda habitual unas sardinas o un poco de atún y hervirlo, bien solo o bien con un poco de arroz blanco. Debes tener cuidado de no dejarle espinas, por lo que nuestra recomendación es que cuezas los dos alimentos por separado y luego dediques un poco de tiempo a quitar las espinas del pescado.

Salmón con verduras

Dependiendo de tu gato, le gustará una verdura u otra. Eso sí, cuidado con escoger verduras que puedan ser perjudiciales para el animal.

El salmón hervido o asado (que no frito) puede ser muy apetitoso para ellos. Solo una recomendación: no lo pases demasiado para que no esté muy duro.

Carne con arroz y verduras

Si tu gato es de los que disfruta de la carne, entonces la receta que te podemos dar en este caso es la de preparar una carne cocida (y bien triturada) con arroz hervido y verdura, por ejemplo espinacas, hervidas. Con todos esos ingredientes puedes prepararle una mezcla muy parecida a la comida enlatada que venden pero sin colorantes ni conservantes y de manera natural.

Como te hemos dicho antes, es importante que sepas escoger los alimentos que le vas a dar a tu mascota porque hay algunos que no son adecuados para los gatos y que pueden sentarles muy mal. Tampoco debes abusar en demasía de estas recetas ya que has de controlar su peso. Esto quiere decir adecuar la porción de alimento en base al ejercicio físico que realiza y a sus necesidades para evitar la obesidad.

Si ves que engorda mucho, tendrás que ponerlo a dieta y a veces resulta complicado utilizar alimentación de gatos (piensos o comidas) si se ha acostumbrado a la comida natural. Por eso lo mejor es combinar ambos tipos de comida para que se lo tome como un premio.