Cuando acaricias a un perro, lo primero que notas es la suavidad de su pelo. Es lo más llamativo de un perro y lo que te puede indicar si está bien cuidado y alimentado o si, por el contrario, es un animal al que le hace falta limpieza y una mejora en su alimentación.

Por eso, hoy te vamos a dar algunos consejos para conseguir un pelaje de 10 en tu perro. Algunos posiblemente los sabrás pero seguro que habrá otros que sean nuevos y que no hayas aplicado en tu mascota. ¿Te animas a leerlos?
  • Desenreda su pelo a diario. Si no quieres que tu perro te deje pelos todos los días por la casa, lo mejor que puedes hacer es desenredar el pelo del perro todos los días, sobre todo si tiene bastante pelo. Si no tiene mucho, entonces puedes cepillarlo 2-3 veces a la semana solo.
  • Elimina los parásitos. No esperes a que tu perro se rasque o a que le veas las garrapatas porque ya están hinchadas. Lo mejor es que, cuando lo cepilles, revises que no tenga ningún parásito. Además, es conveniente que apliques algún producto especial, al menos una vez a la semana o cada dos semanas, que puedes poner mientras lo cepillas.
  • Dale un baño profesional. Sí, está bien eso de que tú puedas bañarlo. Pero si de vez en cuando lo llevas a que le den un baño, será mejor porque pueden revisar que su pelaje esté bien, se darán cuenta de problemas del cuero cabelludo, o incluso le darán un masaje para que se relaje.
  • Cuida la alimentación. Una alimentación es buena cuando ves que su pelaje está suave y brilla. Cuando ese pelo se vuelve áspero y además mate, quiere decir que no tiene los nutrientes ni las vitaminas necesarias para sus necesidades diarias.
  • Baños sí, pero no muchos. No es adecuado que bañes a tu perro más de dos veces al mes. Si es posible, solo una porque dañarás el pelaje y su piel y pueden aparecer infecciones y problemas importantes.
  • Cortes de pelo. Sí, y no. Hay que tener cuidado con esto porque no siempre son recomendables. Los expertos recomiendan que a los perros se les corte el pelo dos veces al año. Y en verano hay que tener cuidado porque el pelo es lo que le protege de los rayos ultravioleta.
  • Vitaminas y minerales. No es malo dárselas de vez en cuando para ayudar a que el pelo lo tengan sano y brillante.
  • Limpia su cama. Es importante lavar a menudo sus cosas para evitar que no haya parásitos y ácaros. De esta manera también conseguirás que no desarrolle alergias el animal.
  • Visita al veterinario. Una vez al año al menos para controlar que el animal está en perfecto estado de salud.
  • No dejes que se meta en lugares sucios. Si tienes que llevarlo atado, pues atado. Pero de esta manera evitarás que se haga daño o que se infecte con algún virus o bacteria que ponga en peligro su estado de salud.