Mostrar Feed RSS

Zahira

Envenenamiento de perros con raticidas

Calificar esta Entrada
Pulsa en la imagen para verla en tamaño completo

Nombre: raticidas.jpg
Visitas: 1752
Tamaño: 49.2 KB
ID: 689
Raticidas anticoagulantes
Los raticidas anticoagulantes son compuestos que se emplean en los cebos para matar roedores. Estas sustancias impiden la acción de la vitamina K1, que es necesaria para que se formen los factores coagulantes. Estos factores coagulantes son imprescindibles para detener las hemorragias, ya que participan en la formación del coágulo. Si no se encuentran en la cantidad suficiente en el organismo de un animal, se producirán hemorragias que no se podrán detener y el animal morirá desangrado.


Estos raticidas que afectan a los perros son la warfarina y sus análogos. La intoxicación con raticidas anticoagulanteses una de las causas más frecuentes de envenenamiento en perros y otros animales domésticos. La intoxicación en los perros se produce por la ingestión del cebo para roedores que contiene el veneno o por la ingestión de roedores muertos por este veneno (menos frecuente).


Existen varios tipos de raticidas con acción anticoagulante:
· Los anticoagulantes de primera generación como warfarina, pindona, cumafurilo, cumacloro e indanediona isovalerílica que producen toxicidad tras múltiples ingestiones. Es necesario que el animal los ingiera varias veces para que se intoxique.

· Los anticoagulantes intermedios como clorofacinona y difacinona que requieren menos ingestiones para provocar su efecto anticoagulante.

· Los anticoagulantes de segunda generación como brodifacum y bromadiolona que son muy tóxicos para los perros tras una sola ingestión.


¿Qué síntomas presenta un animal intoxicado con raticidas anticoagulantes?
Al ingerir suficiente cantidad de estas sustancias anticoagulantes, el animal sufrirá hemorragias al no tener su organismo factores coagulantes para detenerlas.


El animal intoxicado presenta por tanto síntomas que revelan una manifestación de hemorragia como:

· Anemia: sus mucosas están pálidas.
· Hematomas: a menudo en zonas ventrales.
· Melenas: presencia de sangre en las heces(materia fecal de color negro que contiene sangre)
· Hemotórax: sangre en la cavidad torácica. Puede observarse dificultad respiratoria.
· Hifema: sangre en la parte frontal del ojo.
· Epistaxis: hemorragia nasal.
· Hemoptisis: expectoración de sangre que puede venir de la tráquea, bronquios o pulmones
· Hematuria: aparece sangre en la orina.
· Otros síntomas dependientes de la hemorragia son debilidad, ataxia y polipnea (respiración muy frecuente y superficial). Aparecen siempre e incluso antes que la hemorragia, síntomas como depresión y anorexia.


¿Cómo se diagnostica esta intoxicación?
La intoxicación con anticoagulantes se diagnostica en base a la historia clínica de la ingestión del veneno. Cuando aparece una hemorragia masiva de este tipo también puede deberse a otras causas por eso hay que realizar un diagnóstico diferencial con coagulación intravascular diseminada, enfermedad de von Willebrand, deficiencia de plaquetas y erlichiosis canina.


Si hay respuesta a la administración de vitamina k o las pruebas de laboratorio indican un tiempo de coagulación aumentado, estamos frente a una clara intoxicación con raticidas anticoagulantes.


¿Cuál es el antídoto para esta intoxicación?
La vitamina k1 es el antídoto para este envenenamiento. El animal intoxicado debe ser hospitalizado si sufre una intoxicación grave y una vez estabilizado puede continuar el tratamiento en casa. Los animales afectados deben mantener reposo hasta su recuperación, porque la actividad física incrementa la hemorragia.


Si la hemorragia es severa es necesario realizar una transfusión de sangre (sangre entera o plasma).


La vitamina k1 puede darse vía oral. Para los anticoagulantes de primera generación es necesaria una semana de tratamiento con vitamina k1. Para los intermedios y de segunda generación, o si no se conoce el tipo de anticoagulantes, debe mantenerse el tratamiento 3-4 semanas ya que es necesario controlar los efectos a largo plazo de estas sustancias. La administración de la vitamina k1 oral con una alimentación rica en grasa mejora la eficacia del antídoto, por ejemplo un alimento canino enlatado.


En casos graves en los que haya sangre en el tórax y dificultad respiratoria puede ser necesario practicar una toracocentesis (punción del tórax para extraer la sangre acumulada en el tórax) y administrar suplementos de oxígeno que mejoren la respiración.

Actualizado 13/05/2011 a las 16:56 por Zahira

Etiquetas: Ninguna Agregar / Editar Etiquetas
Categorías
Sin Categoría

Comentarios

iPetme, tu red social de mascotas
Todos los comentarios son de exclusiva responsabilidad de su autor.
síguenos