Cuando ves un perro, salvo que se note demasiado que está gordito, pasa un poco desapercibido. Sin embargo, según estudios llevados a cabo, el 50% de los perros y gatos sufren de sobrepeso, no ya porque no hacen mucho ejercicio, sino también por la alimentación que llevan.

Esto es un gran problema para su salud que hay que tratar. Pero, ¿cómo saber si un perro, o un gato, está en su peso ideal? Pues es sencillo:
  • Un perro al que se le notan demasiado las costillas, las vértebras y la pelvis, es un perro que está demasiado delgado y no tiene nada de grasa (lo cual no es bueno).
  • Un perro al que se le marcan las costillas, vértebras y pelvis, pero no de forma alarmante, quiere decir que está delgado porque tiene muy poca grasa.
  • Un perro al que se le palpan las costillas con una fina capa de grasa y, si lo miras por arriba ves que se le marca la cintura, es un perro que está en su peso ideal.
  • Un perro al que apenas puedes palparle las costillas y no se le marca la cintura es un perro con sobrepeso.
  • Un perro al que no se le palpan las costillas ni la cintura es un perro obeso y puede ser muy peligroso.
Una alimentación adecuada así como el ejercicio diario son los únicos elementos para conseguir devolverle la salud a tu mascota. Y ten en cuenta que, si tú también te cuidas, vas a recuperar años y salud.